Sedación con Gas Hilarante

La sedación con gas hilarante es un método ideal para tranquilizar a pacientes con miedo al dentista. La sedación con gas hilarante garantiza un tratamiento libre miedo y dolor. La forma de tranquilizar con gas hilarante no tiene efectos secundarios. Después de una sedación con éste, usted queda completamente despierto y puede conducir su auto de vuelta a casa. Este método es idóneo para chiquillos y adultos.

La sedación con gas hilarante contra el miedo al dentitsa

Desde 1844 se usa el gas hilarante como sedante. En la clínica dental Padilla lo empleamos especialmente en pacientes con miedo al dentista. Lo aplicamos de tal manera que no se causan efectos secundarios. El gas hilarante es una de las substancias más estudiadas y se caracteriza por un bajo coeficiente de distribución sangre – gas y es, por ello, el sendante permitido más controlable hoy en día. Tiene efectos adormecedor, antisiolítico (tranquilizante y mitigante del miedo) y de analgésico. Además evita esa sensación de asfixia insoportable que tienen muchos pacientes con miedo al dentista. Por último, el gas hilarante también cambia la percepción del tiempo. Así transcurre el tiempo de tratamiento más rápido que sin la aplicación del gas hilarante.

Ideal contra el miedo al dentista

El miedo al dentitsa está diseminado entre muchos niños y adultos. Hay pacientes que no van al dentista a pesar de presentar dolores dentales, evitan cualquier medida preventiva y ven cómo pierden sus dentaduras. Los pacientes con miedo temen mucho más al dentista que al mismo temor a delores dentales y a la pérdida de sus dientes. Las causas de esta dentofobia son variadas y se remontan a la niñez. A veces son experiencias traumáticas con el dentista la razón de que surja el miedo al dentista de un mero sentimiento de recelo. En nuestra clínica dental estamos dotados de herramientas modernas para mitigar el miedo de nuestros pacientes frente al dentista.

Opciones a la anestesia

Muchos pacientes con miedo al dentista prefieren una sedación intensiva. Una anestesia total es una intervención muy costosa. Por eso empleamos el gas hilarante aquí en la clínica dental Padilla. El método moderno de la sedación con gas hilarante es tan completa que ya se puede hablar de una verdadera opción a la anestesia. La concentración con gas hilarante está un poco por debajo de los valores de la anestesia. Los dispositivos para la aplicación de gas hilarante están diseñados de tal manera que la sedación programada no llega a abandonar el valor idóneo e indicado para el paciente, gracias a un bloqueo preprogramado. El gas hilarante se ve regulado por el odontólogo durante el transcurso del tratamiento. Así se evita una sobredosis. Se ajusta el suministro necesario de oxígeno al proceso de tratamiento respectivo. De esta manera, podemos ofrecer a nuestros pacientes la mayor seguridad posible en la aplicación del gas hilarante.

Sedación con Máscara nasal

Durante la sedación con gas hilarante mediante una máscara nasal usted permanecerá tranquilo y relajado. Disfrute de otra ventaja del gas hilarante: Su miedo desaparece, no hay más dolores, y usted está consciente, podiendo hablar así con el Dr. Padilla. Esto permite un tratamiento sin problemas y relajado. Tras la culminación del tratamiento usted estará calmado y podrá volver a casa.