Tratamiento del láser

EL rayo láser es un efecto físico con el cual se puede generar radiaciones luminosas. Cuando esta radiación luminosa entra en contacto con alguna estructura de tejido, deja un efecto que el médico u odontólogo sabe aprovechar con un objetivo terapéutico determinado.

Gracias a la tecnología láser se pueden realizar tratamientos dentales y de ortodoncia libres de sangramiento, dolor y de una manera precisa. La implantología, la paradontología, cirugía, endodoncia (tratamiento de conducto) así como protesiología son ejemplos de las áreas de aplicación de la tecnología láser.

Para el paciente, la tecnología de láser (un método poco invasivo para los tejidos y dientes) es mucho más agradable que los métodos hasta ahora normalmente aplicados. Precisamente para pacientes con temor al dentista resulta ideal este procedimiento terapéutico, pues no sólo desaparecen los ruidos poco agradables del taladro dental sino que son innecesarios largos lapzos de anestesia.

Con las radiaciones de láser es posible tratar los tejidos bucales duros y blandos. En operaciones con láser, se evitan sangramientos exhorbitantes, pues los vasos sanguíneos son soldados automáticamente una vez lesionados.. De esta manera se garantiza una cicatrización más rápida y surgen menores hinchazones y dolores.

Igualmente eficiente es el tratamiento de herpes dolorosos y cuellos dentales muy sensibles con la aplicación de láser. Aumenta la probabilidad de que el el Herpes labialis no vuelva a surgir en esa parte donde fue estirpado.

Periodontitis y tratamiento de conducto con láser

La capacidad exterminar bacterias que ofrece el láser es muy efectiva sobre todo en el tratamiento de enfermadades de la encía como es la periodontitis. Se pueden extraer efectivamente aquellas bacterias alojadas en las bolsas dentales y, por ende, se garantiza una sanación más rápida de la herida.

Es de mucha ventaja la aplicación del láser en el tratamiento de conducto, ya que las radiaciones penetran en los canales y espacios más finos que no pueden ser alcanzados por métodos convecionales. Así es posible eliminar los tejidos inflamados incluso en las membranas más profundas de los conductos de las raíces dentales.

Ventajas del tratamiento del láser

  • Aplicable en los distintos tratamientos dentales
  • Tratamiento poco invasivo y casi libre de dolor
  • Consulta dental sin temor y ni ruidos del taladro dental
  • Exterminio de bacterias y microbios
  • Aplicación en áreas inalcanzables con métodos convencionales
  • Pocos sangramientos, sanación más rápida de heridas y suturas de mayor fineza en intervenciones cirúgicas.